Historia de una delicatessen 100% italiana: la grappa

Orígenes y secretos de uno de los licores destilados más famosos en todo el mundo

Fecha de publicación: 25/01/2021

Ya sea de niño, cuando veías a tu abuelo beber una copita después de cenar, o en la montaña, cuando te has encontrado en medio de una reunión de alpinistas, seguramente tus encuentros con la grappa no te han dejado indiferente. Porque cuando hace frío y las temperaturas descienden drásticamente, la costumbre es beber una copita para "entrar en calor". O prenderse fuego, según como se mire. Pero en Italia sin duda no falta imaginación, hasta el punto de que cada vez es más fácil encontrar la grappa como ingrediente de productos tanto dulces como salados (por ejemplo, ¿has probado los pralinés con grappa de Barolo?).

La grappa se define como un aguardiente de orujo que se destila exclusivamente en Italia. Esto significa que las semillas y el hollejo de las uvas (el orujo) deben proceder de uvas cultivadas y vinificadas en nuestro país.

Pero, ¿cómo se produce? ¿Y dónde nació? Aquí están las respuestas a todas tus dudas sobre este increíble licor destilado. Y verás como lo primero que harás al terminar es ir a llenar tu copa...

 

Orígenes

Saber con exactitud cuándo empezó el hombre a producir grappa es difícil... Algunas fuentes señalan que entre 1300 y 1400 ya se destilaba orujo, pero es posible que se hiciera desde mucho antes. En cualquier caso, lo cierto es que al principio se trataba de una bebida popular entre las clases menos pudientes; los nobles solían beber vino, dejándoles los "residuos" (pieles, semillas, tallos). El resultado era un licor destilado completamente diferente al que conocemos hoy en día, mucho más seco, abrasador y a menudo con un sabor intenso y desagradable. Fue durante la Primera Guerra Mundial cuando la grappa ocupó finalmente su lugar en importancia, siendo utilizada como "valor líquido" para los soldados en el frente.

Pero fue después de la Segunda Guerra Mundial, con el boom económico y el cambio de los hábitos de consumo, cuando la grappa se transformó y se volvió menos agresiva, más suave y más elegante, en gran parte gracias a su largo proceso de envejecimiento en barrica de madera.

 

¿Cómo se produce?

Aquí nos encontramos con uno de esos inventos ante los que no podemos hacer otra cosa que asombrarnos: el alambique. Existen diferentes tipos (de "ciclo discontinuo" para la producción de grappas artesanales o de "ciclo continuo" para producir grappas industriales), pero todos tienen en común su capacidad para separar las partes volátiles del orujo fermentado (alcohol, agua y sustancias aromáticas) de sus componentes sólidos. En otras palabras, permiten llevar a cabo el proceso de destilación. Cada productor decide si envejece su grappa, cuánto tiempo y dónde, y posteriormente la filtra y la embotella.

 

Tipos de grappa

Joven, aromatizada, criada en madera (o barrica), envejecida y reserva. Estas son las principales categorías para clasificar una grappa. Pero este no es el único criterio... por ejemplo, es posible distinguir las grappas monovid de las que han sido obtenidas a partir de orujos de diferentes variedades de uva. Entre las más famosas está sin duda la Grappa di Brunello, obtenida a partir de orujo de Sangiovese, una de las variedades de uva más preciadas de Italia. Si bien esta tiene un sabor suave y redondo, no se puede decir lo mismo de la Grappa di Barolo. Esta última, obtenida a partir del orujo de uvas Nebbiolo da Barolo, se caracteriza por su sabor más seco, con aromas típicos como la vainilla que le confiere el envejecimiento en madera. La Grappa di Amarone es también muy popular, con un intenso color ámbar que invita a probarla y un sabor fuerte pero equilibrado, apto solo para tipos duros. Si lo que buscas es suavidad, elige la Grappa di Prosecco, que debido a su riqueza aromática y a su aroma afrutado, es la mejor opción para los amantes de los sabores fuertes pero armoniosos.

En definitiva, hay muchas opciones para caldear el ambiente, solo tienes que elegir y probar (por ejemplo, con chocolate es pura magia). Y recuerda que si te gusta una combinación, entonces es la correcta.