Falanghina, el vino emblemático de Campania

Es uno de los vinos mejor valorados, es el "vino de los emperadores".

Fecha de publicación: 01/06/2022

HISTORIA DE LA FALANGHINA Y ORIGEN DEL NOMBRE

La Falanghina, que se remonta a la época de los romanos, es una de las variedades de uva blanca más populares desde la antigüedad. Aclamada por Plinio el Viejo y varios poetas antiguos, parece que la Falanghina no podía faltar en la corte real de Nápoles; incluso estaba incluido en la lista de vinos papales.

Esta variedad de uva fue probablemente introducida en Campania por los colonos griegos, convirtiéndose posteriormente en autóctona de esta región italiana. Poco a poco, con el paso del tiempo, el cultivo de esta variedad de uva disminuyó hasta que se descubrió que la falanghina era capaz de resistir la filoxera, una epidemia de la vid que destruyó casi todas las cosechas a finales del siglo XIX. Desde entonces, esta variedad de uva se ha revalorizado y se han introducido nuevos métodos de cultivo que favorecen la calidad frente a la cantidad, convirtiendo el vino Falanghina en un motivo de orgullo para Campania.

¿Qué significa “Falanghina”? El origen del nombre parece derivar del término "falanga", que designaba el palo de madera en el que se apoyan las vides.

 

¿DÓNDE SE PRODUCE LA FALANGHINA?

La Falanghina es una variedad de uva muy versátil y con un buen rendimiento que se cultiva principalmente en Campania, concretamente en la zona de Sannio Beneventano, Campi Flegrei y Caserta. Campania, con su variado suelo compuesto principalmente por colinas y montañas, es una zona especialmente apta para el cultivo de la uva Falanghina, que ocupa alrededor del 5% de la superficie de viñedo de la región. El clima, la exposición al sol y el suelo arcilloso con presencia de polvo volcánico contribuyen a la singularidad organoléptica del vino producido.

Curiosamente, en 2005 se realizaron estudios de ADN que mostraron diferencias genéticas entre la variedad de uva Falanghina cultivada en la zona de Nápoles y la cultivada en la provincia de Benevento.

 

FALANGHINA: QUÉ TIPOS EXISTEN

La uva Falanghina, después de ser cosechada a mano, puede ser vinificada para producir diferentes tipos de vino. La versión más extendida es sin duda la que produce vino seco, pero también es posible producir vino espumoso, de pasas, o incluso de cosecha tardía.

 

CARACTERÍSTICAS ORGANOLÉPTICAS

En los últimos años, la Falanghina Campania IGT es cada vez más demandada en el ámbito nacional e internacional, prueba de su gran calidad. Caracterizado por un color amarillo pajizo con matices verdosos, este vino se disfruta desde el primer sorbo. Su aroma es intenso pero equilibrado y evoca notas florales y aromas afrutados y cítricos con toques de manzana, pera y plátano. Su sabor es seco y agradable, ligeramente ácido y de cuerpo medio.

 

FALANGHINA EN LA MESA: LOS MEJORES MARIDAJES

Este vino fresco y fácil de beber es perfecto para disfrutarlo solo o como vino de aperitivo acompañado de quesos blandos o azules. Sin embargo, los vinos Falanghina expresan toda su grandeza cuando se maridan con pescado en todas sus formas: frito o a la plancha, marisco, crustáceos, sushi... Perfecto en combinación con unos espaguetis con almejas o un plato de pescado elaborado, incluso con salsa; por lo general se puede maridar con cualquier plato de la cocina de Campania y mediterránea, incluidos los platos de carnes blancas.

Invita a tus comensales a una cena de pescado y sirve la Falanghina a 8-10ºC: ¡le encantará a todos!