Aperitivo a la italiana: los secretos para organizarlo a la perfección

Los vinos que no pueden faltar, maridajes y curiosidades

Fecha de publicación: 12/09/2022

Es un ritual, una tradición, un momento para estar juntos, una forma asegurada de aliviar el estrés. El aperitivo a la italiana es sin duda uno de los momentos más bonitos del día, ¿verdad? Descubramos cómo se originó, consejos sobre cómo organizarlo a la perfección, qué vinos no pueden faltar y… algunas curiosidades sobre cómo se celebra en otras partes del mundo.

APERITIVO A LA ITALIANA: CÓMO NACIÓ EL MOMENTO MÁS DELICIOSO DEL DÍA

Debemos la invención de este "delicioso" ritual a los antiguos griegos: en el siglo IV a.C, el médico Hipócrates descubrió que unas copas de una bebida de sabor amargo elaborada con vino blanco, ruda, ajenjo y flores de díctamo era suficiente para ayudar a quienes sufrían de falta de apetito (un problema que un auténtico goloso como tú probablemente nunca haya experimentado). Esta bebida que llamaron 'vinum hippocratum' (en honor a su inventor) se transmitió a lo largo de los siglos, hasta que en la Edad Media se mezcló con preciosas especias de Oriente para convertirse en el "vino de aperitivo" especiado que tantos empezaron a apreciar. 

El efecto del aperitivo (del latín 'aperitivus', que significa 'apertura') es precisamente estimular el apetito antes de una comida más sustanciosa: el secreto está en el sabor amargo de las bebidas, que estimula las papilas gustativas y, en la práctica, 'abre el estómago', haciéndonos sentir esa típica punzada antes de comer. Si lo piensas, incluso hoy en día las bebidas típicas de aperitivo son bastante amargas... Pero ¿cómo hemos llegado al aperitivo que conocemos hoy en día? 

Estamos en Turín, en 1786: Antonio Benedetto Carpano, en su licorería, tiene la intuición que dará un giro absoluto al mundo de las bebidas. Experimentando, crea una bebida amarga y el éxito es tal que convierte ese "vasito antes de sentarse a comer" en el ritual preferido de la corte. En todos los cafés de la ciudad el aperitivo se hace enseguida muy popular y suele ir acompañado de bocadillos de queso y embutidos. Tenemos que dar las gracias a Antonio por habernos regalado el mejor momento de relax del día, ¿no crees?

APERITIVO A LA ITALIANA: CUÁLES SON LOS VINOS MÁS ADECUADOS

Después de sumergirnos en la historia, volvamos a la actualidad: un verdadero amante del vino como tú debe estar siempre seguro de tener los vinos adecuados en su bodega para un buen aperitivo. Aquí encontrarás botellas que pueden salvarle incluso para los brindis de última hora: ¿estás preparado? ¡Empecemos!

Si no puedes resistirse al encanto del rosa, deberías tener siempre una botella de RAGGIANTE ROSATO en la nevera: elegante y suave, es simplemente perfecto como acompañamiento de los más deliciosos entremeses y aperitivos, incluso los más exóticos. Excelente para acompañar platos de cocina fusión, debe disfrutarse entre 10° y 12° para apreciar plenamente cada sorbo: verás qué maravilla es su sabor entre canapés... ¿Qué te parece, lo abrimos?

Para los amantes de los blancos frescos y afrutados, el EVENTUS BIANCO es un vino imprescindible: puede ser por su suavidad, su equilibrio, o por esos intensos toques de manzana amarilla, pera y pomelo... El caso es que es imposible resistirse: pruébalo con entrantes fríos de pescado o con ensaladas templadas de marisco y pescado y apreciarás todos sus matices. Ah, no olvides enfriarlo y servirlo entre 8° y 10° (¡los detalles marcan la diferencia!).

Para las veladas más "cool", esas que empiezan con un aperitivo y acaban charlando bajo las estrellas hasta medianoche, el 7PM es la solución definitiva: excelente con canapés de pescado, espectacular con marisco, es ese vino que da un giro a la velada nada más descorcharlo. Puede acompañarte durante toda la comida (si entra el hambre e improvisas unos fantásticos "espaguetis de medianoche") y puedes guardarlo en la nevera unas horas antes de que lleguen tus invitados y... ¡a celebrar!

No te preocupes, no nos hemos olvidado de los paladares más indomables, aquellos que disfrutan de una buena tabla de embutidos y quesos curados o de un plato de carne de caza incluso en pleno verano: para estos "paladines de los sabores fuertes", recomendamos un tinto seco, como el ESCLUSIVO ETICHETTA ORO ROSSO PUGLIA IGT. Envejecido en barricas de roble, es un vino con cuerpo y bien estructurado en el paladar, envolvente y armonioso a pesar de su tanino muy presente. Da lo mejor de sí entre los 18° y los 20°, incluso con un simple trozo de pan y algo de carne.

APERITIVO A LA ITALIANA: CONSEJOS PARA PREPARARLO A LA PERFECCIÓN

Incluso el día más pesado puede aligerarse con un aperitivo en compañía. Y si eres uno de esos anfitriones a los que siempre les gusta tener amigos para brindar, aquí tienes algunos consejos para organizar tu hora feliz a la perfección.

En primer lugar, asegúrate de que tienes las copas adecuadas: no te asustes, no tienes que llenar la casa de cristalería. Para estar preparado para cualquier situación, puedes hacerte con un juego de copas tulipán, ideales para blancos espumosos y rosados de aroma delicado: con este tipo de copas, no solo podrás disfrutar de la danza del perlage (que de por sí provoca una alegría inmediata) sino que podrás arreglártelas con la misma copa para servir diferentes tipos de vino, teniendo quizás la precaución de enjuagarla antes de descorchar uno nuevo.

La gestión del espacio, sobre todo si tienes muchos amigos con los que brindar, es crucial: siempre hay que poner una mesa (aunque sea pequeña) o un espacio para colocar las copas y los canapés incluso durante una "fiesta de pie". No es agradable dejar a los invitados con una copa en una mano y una servilleta con un canapé en la otra.

A propósito de las servilletas: no pueden faltar nunca y al mismo tiempo no son un sustituto de los platos pequeños. Muchos entremeses o aperitivos se disfrutan mejor servidos en un plato, así que asegúrate de tenerlos a mano. Sabemos lo que estás pensando: ¡quizá no te apetezca lavar decenas de platos y cuencos al final de la noche, pero no te preocupes! Puedes ser ecológico y ofrecer a tus invitados la máxima comodidad comprando platos desechables ecológicos: prácticos y respetuosos con el medio ambiente.

En cuanto al menú, no hay reglas escritas: da rienda suelta a tu imaginación dentro de los límites de los paladares de tus invitados, por ejemplo, empezar a las 18:30 con una avalancha de pasta al horno podría "bloquear" un poco el apetito. 
Por supuesto, es importante tener en cuenta las necesidades dietéticas de todos: asegúrate, por ejemplo, de que para los vegetarianos haya una tabla de verduras asadas, queso y crudités. Sería muy desagradable dejar a un invitado con el estómago vacío porque te has olvidado de que no come carne, ¿no? 

Sea cual sea el espacio del que dispongas, como siempre, a la hora de brindar, la compañía importa: organice tu aperitivo como quieras, siempre que alces la copa con una sonrisa.

APERITIVO A LA ITALIANA: NADIE PUEDE RESISTIRSE

Este fascinante ritual ha tocado la fibra sensible de los paladares más sofisticados de fuera de la Bota: sin embargo, incluso en nuestro país hay diferentes formas de celebrarlo: ¡descubrámoslas juntos!

Si has estado en Venecia, te habrás topado con un bacaro (¡no, no es un curioso parásito, sino un lugar de copas!). Son establecimientos típicos, más o menos amplios, que ofrecen junto con el clásico Spritz o con“un’ombra de vin” tramezzini súper rellenos: sencillamente increíbles. Por lo general, en los bacari también abundan los canapés de todo tipo: si por casualidad estás en Venecia, es absolutamente necesario que pruebes uno con baccalà mantecato o, si te gustan los sabores agrios, con sarde in saor. La ciudad te parecerá aún más mágica después de disfrutar de este aperitivo, ¡palabra de los amantes del vino!

Nos quedamos en Europa para descubrir una tradición muy parecida al aperitivo italiano: las tapas españolas son un sabroso tentempié para acompañar un "vino tinto" antes de comer (también porque, como sabrás, los horarios de las comidas ibéricas son siempre un poco "tardíos" y el estómago puede empezar a rugir). Las tapas tienen su origen en las tabernas, como su nombre indica, para "tapar" las jarras de vino y evitar que entrase el polvo y los mosquitos: solían cubrir la jarra con una rebanada de pan y jamón o queso. Este aperitivo también servía para mantener a raya a los que se excedían con los brindis: los vinos españoles eran muy fuertes y a menudo se subían rápido a la cabeza, por lo que el tabernero, para evitar peleas, prefería ofrecer a los clientes algo para "amortiguar" la bebida.

Ahora volemos a los Estados Unidos: la "happy hour", que se convirtió en un mito en Italia en los años 90, tiene unos orígenes bastante diferentes de lo que se puede imaginar y, sobre todo, tiene poco que ver con los canapés. Estamos a principios del siglo XX, en plena Ley Seca: los amantes de los brindis antes de las comidas, que seguramente no habrían encontrado alcohol en un restaurante, se refugiaban en los speakeasy para beber una copa al ritmo de jazz antes de volver a su rutina habitual. Te hubiera gustado disfrutar de una buena copa de vino en algún lugar recóndito antes de ir a cenar, ¿verdad?

Nuestro viaje de descubrimiento del aperitivo a la italiana termina aquí, pero ahora te toca a ti: organiza tu happy hour como tú quieras, elige tu música, llama a tus amigos y... ¡No olvides echar un vistazo a los vinos de Giordano para encontrar el adecuado para descorchar en esta ocasión!